Encontrá la ayuda técnica necesaria para poder instalar FONAC® y conocé usos habituales y aplicación. O navegá entre nuestros productos.

Productos Fonac

Repasando nuestros informes técnicos, Preguntas y Respuestas

Iniciando el 2013, estuvimos releyendo las notas que hemos compartido con Uds. en nuestro contacto mensual, y les proponemos repasar términos, definiciones, usos y aplicaciones de todo lo relacionado con el confort acústico que brindan lo Materiales Acústicos Fonac . Para hacerlo sencillo lo armamos en forma de preguntas y respuestas que son de carácter general e informativo. Su aplicación a problemas específicos requiere en general un cuidadoso análisis y bastante experiencia, en cuyo caso recomendamos recurrir a nuestros especialistas del departamento técnico y comunicarse a  soporte@sonoflex.com o 011-44435012. Compartimos nuestro material:

P ¿Qué es el ruido?

R: Es un sonido que interfiere con las actividades, las conversaciones o el descanso. Un mismo sonido puede ser música o diversión para una persona y ruido para otra.

P. ¿Cuáles son los efectos perjudiciales del ruido?

R: Hay efectos negativos sobre la salud en general (hipertensión arterial, mayor incidencia de accidentes cardiovasculares, alteraciones digestivas, alteraciones hormonales, alteraciones de la voz, estrés, alteraciones del crecimiento en los niños), sobre la salud auditiva (hipoacusia, socioacusia, profesoacusia, trauma acústico, acúfenos) y sobre las actividades humanas (pérdida de inteligibilidad por enmascaramiento, dificultades para la comunicación oral, trastornos del aprendizaje, pérdida de la concentración).

P. ¿Cuáles son los ruidos más perjudiciales para el oído?

R: Los ruidos de alta frecuencia (entre 1 kHz y 6 kHz) y gran intensidad, los ruidos explosivos, los ruidos de impacto y los ruidos con fuerte contenido tonal. También son potencialmente peligrosos los ruidos que obligan a gritar para comunicarse con la persona que está al lado de uno.

P. ¿Qué son los decibeles A y por qué se los utiliza tanto?

R: El decibel A (abreviado dBA) es una unidad de nivel sonoro medido con un filtro previo que quita parte de las bajas y las muy altas frecuencias. De esta manera, antes de la medición se conservan solamente los sonidos más dañinos para el oído, razón por la cual la exposición medida en dBA es un buen indicador del riesgo auditivo. Más información

P. ¿Qué diferencia hay entre “ruidos molestos”, “ruidos excesivos” y “ruidos innecesarios”?

R: Las tres son figuras legales a las que se refieren las Ordenanzas sobre ruido. Los ruidos molestos son ruidos capaces de ocasionar molestias a personas de normal tolerancia. Los ruidos excesivos son ruidos que, siendo un subproducto inevitable de una actividad considerada necesaria para la vida normal, exceden cierto nivel sonoro estipulado para cada clase de ruido. Los ruidos innecesarios son ruidos cuya sola producción es censurable, ya sea en todo momento o en horarios especificados (por ejemplo, de noche).

P. ¿Qué niveles sonoros se consideran aceptables?

R: Es una pregunta muy amplia, y como tal la respuesta no es única. Según la Agencia de Protección Ambiental de EEUU (EPA), un valor promedio de 70 dBA durante 24 horas diarias o de 75 dBA durante 8 horas diarias protege virtualmente a toda la población contra daño auditivo. Durante intervalos cortos, 90 dBA serían aceptables con el mismo fin. Ahora bien, dado que no se trata sólo de preservar la audicición, existen límites menores, recomendados para diversas situaciones, que varían desde valores tan bajos como 30 dBA para lograr una excelente inteligibilidad de la palabra hasta 55 dBA de día en exteriores. Más información

P. ¿Cuáles son los niveles tolerables en situaciones laborales?

R: Las legislaciones sobre seguridad, higiene o salud en el trabajo de los diversos países estipulan niveles equivalentes de 85 dBA ó 90 dBA durante 8 horas. La tendencia actual es a adoptar el límite de 85 dBA, pero muchos países todavía conservan el de 90 dBA. En la Argentina, la Resolución 295/2003 fija un límite de 85 dBA para una exposición diaria de 8 horas.

P. ¿Qué es el tiempo de reverberación? ¿Cómo se mide?

R: Es el tiempo que transcurre desde el instante en que cesa una fuente sonora hasta que el nivel de presión sonora cae 60 dB por debajo de su valor inicial (desde el punto de vista perceptivo esto equivale a que el sonido se vuelva prácticamente inaudible). Para medirlo se determina el tiempo que demora en caer 20 dB y se lo multiplica por 3. La razón es que es muy difícil medir una caída tan grande como 60 dB, debido al ruido ambiente.

P. ¿Cómo afecta el tiempo de reverberación a la acústica de un ambiente?

R: Si el tiempo de reverberación  es muy prolongado, los sonidos anteriores siguen oyéndose cuando aparecen los nuevos, provocando cacofonías que perjudican la inteligibilidad de la palabra y la música. Además tiende a producirse un aumento del nivel del ruido ambiente. Si, en cambio, es muy corto, los sonidos suenan débiles, sobre todo lejos de la fuente. Hay un tiempo óptimo para cada tipo de aplicación, que aumenta con el volumen del ambiente.

P. ¿Qué es un material absorbente?

R: Es cualquier material capaz de absorber la energía de las ondas sonoras que inciden sobre él, transformándola principalmente en calor.

P. ¿Qué materiales son absorbentes?

R: En general los materiales blandos y porosos, como la lana de vidrio, la espuma de poliuretano, las alfombras gruesas, las cortinas pesadas y con muchos pliegues, y los plafones o baldosas de fibra vegetal. En ellos, el aire en movimiento que atraviesa los poros experimenta fricciones que le hacen disipar calor. En algunos casos, como es el de las espumas de poliuretano, se utiliza una terminación superficial con cuñas, que aumenta la absorción sonora total.

P. Las cajas de huevo ¿son buenos absorbentes?

R: No. Alguna gente tapiza las paredes con esas cajas en la creencia de que se obtiene un buen resultado. Una prueba que puede servir para saber si un material es buen absorbente es soplar a través de él. Si el aire pasa con cierta dificultad, pero pasa, es buen absorbente.

P. Los materiales absorbentes ¿permiten reducir el ruido?

R: Sí. En un local con superficies poco absorbentes las ondas sonoras se reflejan, volviendo la energía sonora al ambiente. Esta energía reflejada se suma a la nueva energía que está emitiendo la fuente, aumentando por consiguiente el nivel de ruido. Si las superficies son absorbentes, en cambio, la energía sonora que incide en las paredes se pierde, de manera que queda sólo la nueva energía emitida.

P. El telgopor ¿es un buen absorbente?

R: No, dado que es poliestireno expandido con poros o células cerradas. Las células cerradas no dejan pasar el aire y no hay por consiguiente pérdidas por rozamiento. Como es un material económico, actualmente se estudia la posibilidad de mejorar su absorción con la elección de una estructura superficial apropiada.

P. ¿Cómo se especifica la absorción?

R: Se utiliza el coeficiente de absorción sonora, que es el cociente entre la energía absorbida y la incidente.

P¿ Cómo puede conocerse el coeficiente de absorción sonora de un material?

R: Existen tablas de coeficientes de absorción de los materiales comunes de construcción. Los materiales fabricados especialmente para tener una absorción sonora elevada en general traen folletos con especificaciones. El coeficiente de absorción depende de la frecuencia del sonido, y por ello se suele especificar para diferentes frecuencias (en general 125 Hz, 250 Hz, 500 Hz, 1000 Hz, 2000 Hz y 4000 Hz).

P. ¿Qué significa exactamente aislación sonora?

R: Es la acción llevada a cabo por un material o estructura por la cual el sonido originado por una fuente de un lado llega al otro lado muy atenuado.  En algunos países de habla hispana se utiliza la palabra “aislamiento” en lugar de “aislación”, de uso corriente en la Argentina.

P. ¿Qué relación hay entre la aislación sonora y el nivel de ruido en una habitación o local?

R: Si la principal fuente de ruido está dentro del local, no hay ninguna relación. Ahora, si la fuente está fuera del local, cuanto mayor sea la aislación de la pared, menor será el ruido dentro de él.

P. ¿Qué relación hay entre la aislación y la absorción?

R: Si hablamos de materiales, en general los materiales absorbentes son malos aislantes y viceversa. Ahora, si nos referimos a estructuras, un material absorbente colocado en el espacio cerrado entre dos tabiques paralelos mejora la aislación que ofrecerían dichos tabiques por sí solos .Es interesante tener en cuenta que si se reduce el nivel de ruido en un ambiente, también se reduce en los ambientes vecinos, aunque no mejore la aislación en sí. El agregado de absorción sonora en el ambiente “emisor” puede reducir el ruido en él, y, por lo tanto, reducirlo en el ambiente “receptor”, dando la falsa impresión de que mejoró la aislación.

P. ¿Qué es el ruido de impacto?

R: Es el ruido percibido en un local como consecuencia de un impacto en el local vecino sobre el tabique que los separa. El caso más típico es cuando el tabique es horizontal, constituyendo el piso del local superior y el techo del local inferior. En este caso el ruido puede deberse a pisadas, objetos que caen, muebles que se arrastran, etc. Este tipo de ruido se transmite principalmente por vía sólida, no aérea.

P. ¿Cómo se puede controlar el ruido de impacto?

R: En primer lugar, reduciendo la dureza de la superficie, lo cual puede lograrse con una alfombra o piso de goma. En los casos más exigentes, se utiliza la técnica del piso flotante, es decir un piso que no se asienta directamente en la losa estructural sino sobre algún material elástico, como la lana de vidrio comprimida o las almohadillas de neopreno.



(+54) 11 4443 5012
Horarios de atención de L. a V. de 9am a 6pm


Compartir en | | |

Newsletter

Suscríbase a nuestro newsletter y reciba las últimas novedades en su correo electrónico